Search
  • Horacio Mayorca

El Arte de Aprender a Ser Ambidiestro (Parte 2)


“La mentalidad incremental se enfoca en mejorar continuamente las cosas, en cambio, la mentalidad exponencial se enfoca en hacer las cosas diferentes.”

La primera vez que leí esta frase fué en un artículo de Mark Bonchet en el Harvard Business Review.

En el artículo anterior mencionamos que las empresas hoy en día tienen que pensar en tres escenarios: dentro de la caja, fuera de la caja, cambiar la caja.

El pensar dentro de la caja y fuera de la caja implica en partir en el presente, en la situación actual y te enfocas en mejorar el producto o servicio que ofreces a tu mercado o a nuevos mercados adyacentes.

Pero la clave para pensar en “cambiar la caja” es transportarte al futuro. Imaginarte como te gustaría que fuera ese producto o servicio en 5 o 10 años tomando en cuenta las nuevas tecnologías exponenciales existentes o las que te gustarían que existieran pero que aún no se han desarrollado al nivel que necesitas.

Es montarte en el carro DeLorean de la película “Back to the Future”, Cómo sería ese escenario en cosas tan simples como la comunicación de la gente, su ropa, alimentos. etc.

Deja que salga ese niño que está dentro de ti y usas la creatividad para imaginarte ese mundo ideal, que no se parece al actual, y que ayuda a solucionar ese gran problema que tiene la humanidad en el presente.

Una vez que te has imaginado ese producto o servicio, generas ese modelo de negocio ideal que estará basado en hipótesis.

Llega el momento en que te transportas al presente y te haces la siguiente pregunta: ¿Qué tengo que hacer para validar que ese escenario se puede realizar?

Aquí es donde tienes que trabajar con las 3M’s y el paso primordial es que tú mismo te lo creas y estés convencido de la hipótesis de tu planteamiento.

¿Porqué es tan importante? Porque en el momento que salgas a la calle a validar tus hipótesis la gente te va a llamar loco y te seguirán llamando loco hasta que después de varios fracasos y cambios en el modelo de negocio logras traspasar ese umbral entre el pensamiento lineal y el pensamiento exponencial y tu producto sea aceptado por esos early adopter que serán los que te van a ayudar a transmitir la información a los demás y solo en ese momento pasaras a ser llamado Genio.

Si te pones a evaluar la línea de tiempo de las grandes empresas unicornio que han crecido exponencialmente (Facebook, Airbnb, Instagram, etc) todos en algún momento estuvieron a punto de abandonar porque ser llamado loco e ir en contra de la mayoría solo pocos lo superan. Tenemos que estar claro que algunos productos no podrán ser validados y tendrás que empezar de nuevo.

En las siguientes gráficas comparto con ustedes las 3M’s para los tres escenarios.


Escenario 1: Dentro de la Caja.



Escenario 2: Fuera de la Caja



Escenario 3: Cambiando la Caja



¿En cuál de estos escenarios te identificas?

¿Es posible manejar los tres escenarios dentro de una organización?

¿Crees que la gente, procesos, estructura y procesos pueden ser igual en los tres escenarios?

Me gustaría poder leer sus pensamientos en los comentarios.

Para terminar, Clayton Christensen, en su libro “The Innovator’s Dilemma”, hace referencia a la diferencia entre un banco y un Capitalista de Riesgo que quiero compartir con ustedes.

Un banquero quiere estar seguro de obtener el Retorno de Inversión (ROI). Apuestan a un retorno incremental a tener que asumir el riesgo de un futuro retorno exponencial.

Un Capitalista de Riesgo (Venture Capital) maneja una mentalidad de Cartera. Saben que no todas las inversiones generarán un retorno positivo. Miran el valor global de la cartera y se aseguran de que cada inversión genere un aprendizaje para mejorar el rendimiento de la cartera. Lanza muchos experimentos y al lograr que uno de ellos tenga éxito con ganancias exponenciales compensará con creces el gasto de los otros experimentos.

Hasta la semana que viene.


Horacio Mayorca.

ExO Sprint Coach y Consultor

0 views0 comments