Search
  • Horacio Mayorca

El Arte de Aprender a ser Ambidientro






El arte de aprender a ser ambidiestro.


El 31 de diciembre me encontraba en la playa cenando con mi esposa en la arena a la orilla del mar. Estábamos esperando que fueran las 12 para ver los fuegos artificiales de los hoteles que estaban en nuestros alrededores. Durante el día había recibido un correo invitándome a participar en un taller en Houston en Enero y unos días antes una invitación para participar a dar una conferencia en México en Marzo.

El año 2020 lo veíamos como un año muy prometedor, de grandes cambios, pero jamás nos imaginamos que lo sería no solo para nosotros sino para toda la humanidad. Definitivamente el año 2020 marcó un antes y un después en todas nuestras vidas y en nuestra sociedad.

Quien pensaría que bajarme del avión ese 14 de Marzo fuera mi último contacto con el exterior por mucho tiempo. Ya he pasado 14 días de cuarentena en mi casa y para el día de hoy sigo en cuarentena total con apenas solo 4 horas a la semana para salir. Mi vida fuera de mi casa se ha limitado solamente a ir al automercado a comprar alimentos.

Ya en el avión venia meditando en lo que había sido mi experiencia en Houston que fue bastante difícil, con mi experiencia en México que fue maravillosa y es la base del artículo de hoy.

En Houston participé en un taller con ejecutivos de una gran corporación con unas instalaciones fantásticas en la mejor zona de la ciudad. Oficinas modernas donde permitían a la gente la libertad de trabajar desde sus casas o presencial. Nadie tenía lugar fijo. Podías sentarte donde quisieras y un locker con cerradura para que guardaras tus pertenencias o material que llevabas contigo por el día. Quede impresionado del llugar.

Al pasar de los días veía como las personas del equipo parecían como robots humanos ajustados como maquina suiza a un horario, una rutina, un método, una forma de comunicarse y de hacer las cosas. Como la oficina estaba ubicada en una zona de mucho tráfico ya podías predecir a qué hora los trabajadores empezaban a dejar la oficina para evitar el tráfico. No sentía como que nadie se cortaría las venas por la empresa y por su trabajo. Un ambiente muy frio de estar pendiente más de las apariencias que de expresar lo que sientes. Sentía como un cuerpo atrapado en un entorno y estoy seguro de que la mayoría de la gente es maravillosa de manera individual.

En México fui invitado a dar una conferencia en una universidad organizada por los estudiantes y los profesores. Me encontré con un equipo de trabajo dinámico, conversador, colaborador, muy dedicado y enfocado en hacer que el evento fuera especial no solo para su público sino para nosotros. Terminé agotado porque fueron dos días, no solo en dar mi conferencia y el taller, sino por todas las actividades extras que nos organizaron como cenas, visita a la ciudad, etc.

Pero lo realmente más importante es que se veía que la gente estaba disfrutando las actividades y nadie fue obligado a participar.

El taller maravilloso, la gente muy participativa, con ganas de aprender que hasta los 15 minutos de refrigerio los eliminaron por voluntad de todos.

Tanto en Houston como en México el tema del taller era el mismo que era aprender de organizaciones exponenciales y como generar grandes ideas que se puedan transformar en productos que la gente deseara y que permitiera un crecimiento exponencial de la organización.

En México logré en 45 min más resultados de lo que tomó en Houston casi dos semanas.

En el vuelo de regreso de México venía pensando en el avión y me hacía estas preguntas.

- ¿Qué nos pasa a nosotros como individuos que nos transformamos y que perdemos esa energía y motivación que tenemos cuando éramos jóvenes y que no la llevamos a nuestro ámbito profesional?

- ¿Cuál es el factor diferenciador que hizo que un equipo sea mas eficiente que el otro?

La respuesta a la segunda pregunta la encontré leyendo la definición de lo que es un “Early Adopter” dada por Steve Blank en su libro “The Startup Owner’s Manual”.

Un Early Adopter es un individuo que cumple con las siguientes carácterísticas: Tiene un problema o necesidad, está consciente de tener el problema, ha estado activamente buscando una solución, ha tratado de ensamblar por si mismo una solución, está dispuesto a invertir un dinero o tiempo.

En el caso de México todos los muchachos eran early adopters. Querían colaborar con el congreso, que se trataba específicamente de organizaciones exponenciales, por los cuales casi todos eran voluntarios no solo en organizar el evento sino a participar en los talleres.

Esos muchachos me localizaron haciendo una investigación exhaustiva en Linkedin y seguro leyeron algo en mi perfil o en un artículo que se identificaron y me contactaron.

Al entrar al taller la mayoría ya se había documentado y leído sobre el tema por lo cual ya tenía la mitad del camino recorrido.

En el caso de Houston la mayoría de los asistentes fueron asignados, algunos eran nuevos empleados en la empresa, ninguno había leído nada sobre organizaciones exponenciales y sus jefes medios los presionaban para no olvidar sus responsabilidades por lo cual le querían dedicar el menor tiempo posible. Algo tan sencillo de tratar de convencerlos para usar una nueva herramienta colaborativa se convirtió en discusiones de mas de horas a algo que no se le debió dedicar más que unos minutos.

Para responder a la primera pregunta me quiero referir al libro “Limitless” de Jim Kwik en la cual para tener un pensamiento ilimitado se necesita lo que él denomina las 3 M’s.: Mindset, Motivación y Metodología.

Es evidente la diferencia entre ambos equipos.

A continuación, les presento lo que considero el plan de vuelo para ser ejecutado por las empresas. El mismo es el resultado de analizar mucha bibliografía en estos últimos 2 años y principalmente en estos tiempos de confinamiento.




La imagen del articulo nos muestra es solo el primer paso. Creo que se hace muy relevante sobretodo en estos tiempos del Coronavirus que marcan ese antes y ese después. Muchas cosas que reflexionar en muchos campos.

A partir de esta semana iré publicando una serie de artículos para ir mostrando y explicando el camino a recorrer de este plan de vuelo y espero que les sirva como una guía.

Por mucho tiempo hemos escuchado el famoso termino de pensar fuera de la caja. Lo que yo saco como conclusión es que hoy en día tenemos que pensar simultáneamente en 3 escenarios:

Dentro de la caja, fuera de la caja y el tercero más radical es cambiar la caja.



Ahora bien, cada uno de los escenarios se necesita gente diferente y preparada en las 3 M’s. Pasamos de un escenario de pensar dentro de la caja y explotar el negocio el cual tenemos y que hemos sido expertos. Este escenario es el que nos genera los mayores ingresos. Después pasamos a evaluar escenarios de fuera de la caja con riesgo a mediano plazos donde nos enfocamos a buscar nuevos mercados y productos dentro de nuestra área de competencia. El cambiar la caja nos enfrenta a pensar exponencialmente e inventar negocios que actualmente no existen, que pueden generan mayor riesgo y escenarios de ejecución a mayor plazo pero que podrían generar crecimientos de ingresos exponenciales una vez validados.

Uno de los grandes errores que cometemos es no tomar en cuenta en que se necesita tener el mindset, la motivación y la metodología adecuados para cada uno de los escenarios ya que son muy diferentes la manera de enfrentarlos.

Inclusive dentro de cada escenario hay etapas en las cuales la metodología cambia por lo cual los indicadores de éxito o fracaso son diferentes. Por ejemplo, el ROI no es un indicador clave para todas las etapas de un escenario

Volviendo atrás a mi infancia, a los primeros días que acompañe a mi padre al campo de golf, me acuerdo perfectamente el día en que regalaron mi primer juego de golf. Emocionado fui al campo de práctica a tratar de darle a la pelota. No fue sino mucho tiempo después que me entero de que esos palos son para jugadores derechos, siendo yo un zurdo innato. Para mi jugar golf a la derecha a sido una conducta aprendida que he mantenido por más de 45 años. Es la única actividad que practico como derecho. No se jugar golf a la zurda

Pensando en el juego del beisbol, encontramos jugadores que aprenden a batear a las dos manos que inclusive pueden aprender a ser mejores con la mano no dominante.

Si lo llevamos al campo de los negocios, tenemos muy buenos profesionales que por muchos años han sido exitosos con su mano dominante y son especialistas en manejar el negocio dentro de la caja. Por otro lado, tenemos profesionales que son early adopter y han aprendido a dominar la otra mano y se han convertido en ser ambidiestro por lo cual pueden pensar fuera de la caja y en la caja cuando las circunstancias lo requieran. Pero estemos claros. Nadie aprende a ser ambidiestro porque lo obligan, es porque está motivado y tiene el mindset para lograrlo.

A raíz del desarrollo de los sistemas informáticos, basados en la Ley de Moore, hemos alcanzado un nuevo desarrollo de negocios los cuales una de sus características principales es que tienen un crecimiento exponencial. Por primera vez vemos como individuos quiebran a grandes empresas. Tienen pensamiento disruptivo. Muchos serían jóvenes que, como en mi caso con el juego del golf, aprendieron a ser hábiles desde jóvenes a ser las cosas diferentes a lo que la mayoría de la gente hace.

Uno de los conceptos más difíciles de enseñar en estos tiempos es el concepto de crecimiento exponencial en los negocios. Algo que todos aprendimos del coronavirus son las consecuencias de no tomar acciones a tiempo cuando te enfrentas a un evento que se comporta con crecimiento exponencial.

Todos vivimos las consecuencias de manera drástica sin estar preparados para ello. Como consecuencia muchos trabajos están en riesgo y algunas empresas desaparecerán y otros se transformarán y se adaptarán a los nuevos tiempos.

Ahora creo que todos entendemos al presidente de Nokia cuando dijo: Fallamos haciendo las cosas bien como nos enseñaron.

En resumen, vivimos en tiempos de cambios donde todos tenemos que aprender a ajustarnos a los mismos y aprender no solo a ser ambidiestros sino a ser experto en dominar la mano no dominante al extremo de pasar a ser dominante. A nivel individual tendremos que tener la mentalidad para disfrutar el aprender continuamente nuevas profesiones y habilidades según las circunstancias no los exigen. A nivel de empresas tendremos que aprender a diversificar nuestro portafolio de proyectos en las tres áreas y aceptar que cada uno tiene sus particularidades por lo cual aprender a conocerlas y respetarlas.

En el próximo artículo les explico como sería las 3 M’s para cada uno de los escenarios.

Saludos

Horacio Mayorca

Coach y consultor en organizaciones Exponenciales.

2 views0 comments